13 de noviembre de 2011

"La génesis de Dios en la nada": La instalación del sistema jesuítico en "Cinaloa": la llegada de los padres Gonzalo de Tapia y Martín Pérez en 1590, según Andrés Pérez de Ribas S.J., 1645.

Breve noticia biobliográfica de nuestro autor. Según uno de sus biógrafos más destacados, Peter Masten Dunne S.J., nuestro autor nació hacia 1575 o 1576 en Córdova, España. Poco se sabe de sus primeros 26 años antes de su entrada a la Compañía de Jesús, se conjetura que realizó sus primeros estudios en el seminario de San Pelagio en su ciudad natal, así como su ingreso y estadía tanto en la Universidad de Salamanca o en la de Alcalá de Henares. En 1602 ingresó a "la Sociedad de Jesús", en ese mismo año se le envía a la Nueva España junto a 22 jesuitas misioneros, desembarcando el 3 de septiembre, bajo el mando del padre Ildefonso de Castro S.J. Se le envía al seminario de Puebla, ahí termina sus estudios y en 1604 se traslada a México para realizar sus dos pirmeros votos. A fines de aquel año, es comisionado a las "recientes" misiones de "Cinaloa", cabalga rumbo "a las fronteras de la cristiandad" junto con el padre Cristóbal Villalta y el célebre capitán Diego Martínez de Hurdaide. A continuación cito a Ignacio Guzmán Betancourt (1992): "Es así como da comienzo este exquisito cordobés a los 28 años de edad a la aventura más grande de su vida, con la cual alcanzaría - por lo menos en este mundo - la inmortalidad." (p. xiii).
Pérez de Ribas permaneció 16 años en las misiones sinaloenses entre los indios zuaques y yaquis. En 1616, va a la capital para pedir (exigir) refuerzos jesuitas para las misiones, anteriormente en 1611, y a pesar de estar "gravemente enfermo", realizó sus profesión de cuatro votos el 21 de julio. En 1620, por motivos de salud, es enviado al colegio de Tepotzotlán, nombrado "maestro de novicios". En 1622 funge como secretario personal (socius) del padre Juan Laurencio, provincial de la Compañía en la Nueva España, cargo que desempeñaría durante 4 años. Ribas también fue elegido para ocupar el puesto de rector del Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo durante el sexenio de 1626 a 1632. Después se le nombró prepósito o superior de la Casa Profesa, cargo en el que sólo duraría un año, inmediatamente después es, de nuevo, asigando rector del Colegio Máximo, pero en 1638, es electo Provincial de la Compañía de Jesús en la Nueva España. Al terminar su mandato en 1641, es de nuevo nombrado rector del Colegio Máximo hasta 1643, fecha en la cual se le asigna la investidura de "procurador", o representante de la Compañía en Madrid y Roma. Después de una serie de viajes, Ribas regresó a México a fines de 1647, fecha en la que muere a la edad aproximada de 71 años. Sus obras más importantes son la "Historia de los triunphos de nuestra santa fee", Madrid 1645, (existiendo edición facsimilar hecha en México en 1692 y utilizada para este breve ensayo) y la "Corónica y (sic) historia religiosa de la Provincia de la Compañía de Jesús de México en la Nueva España", México 1896.

Escribió nuestro autor: "...la diuina prouidencia por medio de vn cauallero, que por buena dicha, y suerte de todo el Reino de la Nueua Vizcaya (y más en particular de nuestra Prouincia de Cinaloa, que cae en su jurisdición) entró a gouernarlo el año de mil quinientos y noventa: y es muy merecedor de que por su mucha Christiandad, valor y prudencia, se haga aquí mención dél, y más por auerlo tomado nuestro Señor por instrumento de las grandes misericordias, que obró con la Prouincia de Cinaloa. Llamauase este Caballero Rodrigo del Río y Lossa, natural de la villa de Arangzon, del obispado de Calahorra en Castilla. Siruio mucho tiempo al Rey en las guerras de la pacificación de los Chichimecas, y otras gentes fieras, que dieron mucho en que entender en la Nueua España, y en otras jornadas. Entró a la que en el libro passado se dixo, que hizo el Gobernador Francisco de Ybarra en la Prouincia de Cinaloa, y en ella se mostró de tanto valor, que el Gobernador le hizo merced de la Encomienda de algunos pueblos della...la magestad de Felipe Segundo, de gloriosa memoria...premió sus meritos con vn Hábito de Santiago y le hizo merced de sitios, y estancias que pobló de ganado mayor...Entrando pues, este cauallero a gouernar su Provincia, cuidadoso no solo del seruicio de su Rey, sino también del de Dios...y hallandose cargado del cuidado de algunas Naciones Gentilicas, que había en la comarca del Guadiana, o Durango...en la sierra de Topia, y San Andrés, y estendida prouincia de Cinaloa...Para descargo destas obligaciones, escriuió rogando al Padre Provincial de la Compañía, que al presente era el Padre Antonio de Mendoza, le embiasse algunos Religiosos della, que entrasen a cultivar los nuevos campos, que Dios ofrecia a su Iglesia en el Reino de la Nueua Vizcaya...Los que preuino Dios para esta grande empresa, y fundar una tan estendida Christiandad, fueron, el Padre Gonzalo de Tapia, y el Padre Martín Pérez: a los cuales despachó el Padre Prouincial..." (Op. Cit. pp. 35 - 36) Continuará...

8 de noviembre de 2011

Bienvenida

Este espacio estará dedicado a la historia e historiografía de las misiones jesuitas en el noroeste de México, ubicadas en una zona geográfica delimitada desde el estado de Nayarit, pasando por Sinaloa, Sonora y la California, de 1590 hasta 1768. Gracias por visitar este espacio. Espero sus aportes, dudas, comentarios, críticas y demás.

P.D.M.C.